Guerrero, Rey, Amante o Mago. ¿Qué tipo de líder eres tú?

Descúbrete. Esto es lo que nos propone I. Boss (como seudónimo, lo ha clavado. Aunque soy partidaria de saber quién hay detrás de un libro, por una cuestión de confianza) si queremos ser buenos líderes o jefes (aunque tengas que liderarte solo a ti mismo). Descubrirnos, aprender quiénes somos, y averiguar qué es lo mejor que podemos dar de nosotros mismos. Es posible, incluso diría que probable, que después del descubrimiento nos toque reinventarnos. O mejorarnos. O actualizarnos. Pero veamos primero de qué madera está hecha nuestra esencia de líder. Para Boss existen cuatro arquetipos que engloban a todos los profesionales: Guerrero, Rey, Amante, Mago. ¿Cuál crees se identifica más contigo?



Antes de nada, explicarte que este post hace alusión a un único capítulo del libro "El ganador que todos llevamos dentro" (Zenith), de I. Boss, por lo cual es inevitable se quede algo descontextualizado. Lo mejor, si te llama la atención, es leerlo entero y sacar tus propias conclusiones...

Pero al lío, y a la parte divertida que tiene esto de intentar identificarse con un personaje del Medioevo. Y no, lo siento pero no hay ni Bruja, ni Princesa, ni Dragón (aunque unos cuantos conozcáis) en el imaginario arquétipico de C. G. Jung (psicoanalista y verdadero padre de esta historia).


Los cuatro arquetipos


Si tuvieras que escoger entre ser un Guerro, un Rey, un Mago o un Amante.

1. ¿Por cuál optarías?

2. ¿Por qué razones elegirías a ese arquetipo?

3. Arquetipo escogido: ¿quién serías en concreto, y por qué?

 

Nota: Boss avisa que la descripción es genérica, y que dentro del mismo arquetipo hay muchos matices.

 

AMANTE: Tener un amante como arquetipo dominante produce un estilo de management orientado a proveer el bienestar personal entre sus colaboradores. Para un Lover lo primordial es que la gente  de su equipo se sienta bien, pueda crecer, y por ello les escuchará, atenderá sus opiniones, quejas y peticiones laborales. Se preocupará por tener un ambiente agradable, sin conflictos, con conciencia corporativa. Es empático. Más que equipo, crearía una "familia" en la oficina. En su vida personal, actúa de la misma manera.

 

MAGO: Prefiere la libertad de movimientos a la seguridad de lo conocido, apostando por proyectos por los que nunca apostaría un Guerrero ni un Rey. Aprecia los talentos en la gente e incide mucho en el aspecto creativo, dejando gran margen de maniobra a sus colaboradores. Valora la iniciativa, la inteligencia, la originalidad y la singularidad. Tanto en la vida personal como profesional necesita disfrutar, pasarlo bien, y por eso atesora muchas experiencias en su currículo. No se queda muchos años en la misma compañía, porque necesita seguir creciendo. Desde fuera puede parecer algo excéntrico. En sus relaciones personales destaca por su simpatía, su carisma, su ironía y una mente ágil y despierta.


GUERRERO: Es infatigable, aparentemente frío y distante. Esquematizados, jerarquizados. Orientados a conseguir un objetivo, centrados en llevar a cabo las órdenes, son buenos ejecutivos, meticulosos y disciplinados. Disociados en los aspectos emocionales, tanto propios como los de su equipo, familia, y amigos. Valoran la proactividad e iniciativa. Admiran a quienes se arriesgan y no se detienen ante un problema, ni les ablandan las lágrimas. La falta de obstáculos les aburre. Forman equipos alrededor de los objetivos pero no se vinculan emocionalmente. Adoran los símbolos externos de poder. Su frase favorita: "son sólo negocios".

 

REY: Algo más ponderado que un Guerrero, también le interesa algo más el aspecto emocional y humano de la gente, pero bastante menos que a un Amante. En su liderazgo alterna órdenes, supervisión pasiva, espacio para ejercer y supervisión final con conclusiones, al estilo de un padre o madre cuando educa a sus hijos. Destaca por mandar mucho, sobre todo en su entorno de influencia; se siente patrón y espera que le obedezcan. Le interesan los objetivos, pero sin olvidar a las personas. Dentro de este perfil los hay tiranos, orgullosos e incluso prepotentes, con una agresividad por encima de la media.

 

 


Tips o consejos de Boss (tengas el arquetipo que tengas)

 

-Descubre y ejercita al ser único, genial y maravilloso que eres.

-La mayor parte de las consignas están hechas para que sigas siendo un perdedor y dependas de aquellos que te "alimentan" con ideas que no han sido probadas en el "laboratorio" de la realidad.

-Esfuorzarte en ser quien en verdad eres te reportará beneficios excelentes.

-No seas una copia de nadie, mejor ser original.

-Atrévete a descubrir tus talentos ocultos, tus pasiones, tus matices de personalidad.

-Decide a quién quieres tener como modelos arquetípicos de referencia, haz una buena selección.

-No reverencies a nadie: nadie es más que tú.

-Admirar no es reverenciar. Es conocer lo singular en el otro desde el respetar lo singular en ti.

-Huye de los que tienen un "ego" que no cabe por la puerta.

-Plantéate pequeños desafíos diariamente: eso te hará sacar músculo, y cuando lleguen los grandes desafíos, estarás preparado.

-Cada semana escoge una de las creencias que tengas sobre ti y dale la vuelta o reencuádrala.

-Juega con los conceptos e ideas. Ej. No te han despedido, te han empujado hacia tu destino.

-Descubre cada día algún aspecto tuyo y encántate como cuando eras niño.

-Pásate la vida disfrutando de quién eres, en vez de tratar de ser quien nunca serás.

- Cree en ti y muestrále al mundo tu singularidad. El mundo necesita gente original.

 

Escribir comentario

Comentarios: 4
  • #1

    Cris (domingo, 30 marzo 2014 17:13)

    I'm a lover

  • #2

    Raquel Roca (domingo, 30 marzo 2014 20:34)

    :)

  • #3

    Sergio (lunes, 26 mayo 2014 14:38)

    Depende de la situación los 4 Guerrero, Rey, Amante y Mago

  • #4

    Raquel Roca (lunes, 26 mayo 2014 19:36)

    Hola Sergio; si, lo normal es tener un poco de cada, solo que habotualmente suele haber uno que predomina algo más. Lo mejor es equilibrio. Gracias por leer, y comentar!