5 buenas ideas para captar la atención de los demás

Hace poco tuve la suerte de poder vivir uno de esos momentos que te llenan de satisfacción, porque supuso superar ese reto que es conectar con otros y captar su atención. Algo nada fácil, o teóricamente menos fácil, si tu público es universitario y el interés debes mantenerlo despierto... durante varias horas...

 

 

Vaya, que impartir clase poco tiene que ver con dar una ponencia de 30 min en una sala repleta de gente que ha pagado la entrada para llevarse contenido a casa (y por lo tanto ponen corazón, interés y orejas en las cosas que dices). Cada una tiene su aquel -y nervios y posibilidades de pifiarla, ambas también-, pero conseguir que un estudiante deje de chequear una y otra vez su móvil para prestarte atención, e incluso hacerte preguntas después... Bueno, ¡es gratificante! Compartir contigo ideas que a mí me han funcionado, y muy buenos consejos del talentsolucionador Oriol Amat.

 

Un previo


Antes de nada aclarar que mi "situación" era muy fácil y el mérito por lo tanto desmerece. Vaya, que no es que como si hubiese tenido que dar clase a chavales de un Instituto de Lago San W. de Chigago, precisamente... (recomiendo googlear el barrio, pero no visitar).

Más bien todo lo contrario. Los alumnos formaban parte del curso "Comunicación Corporativa Estratégica", impartido en el Centro de Excelencia Internacional Sergio Arboleda, y habían venido desde Colombia expresamente para esta semana de formación (gracias a los coordinadores del CEISA, María y Santos, por invitarme a formar parte de ella). Además, todos eran educados y proactivos. ¡Con ganas de comerse su futuro laboral! Pero bueno, había que llegar a ellos igualmente, un rato largo, e incluso despistarles de algún smartphone. ¿Qué me funcionó para captar su atención?

 

Pues, teniendo en cuenta que era un grupo reducido de 7 alumnos (el aforo que tengas marcará lógicamente las técnicas que te vendrá mejor utilizar), hay 5 ideas o consejos genéricos, que creo se pueden aplicar a cualquier contexto. Son sencillos, pero efectivos. Ahí van:

 

 4 tips para una comunicación efectiva

1. ELIMINA LAS BARRERAS. Evita cualquier elemento posible que se interponga entre tu persona y el interlocutor, dentro de lo posible. Cuanta más cercanía tengas, más fácil te será conectar. Tu mirada, tu voz, tus gestos... Todo se verá y escuchará mejor. En mi caso, evité sentarme detrás de la mesa del profesor (sobre todo porque no tengo legitimidad para considerarme tal) y opté por acercar mi silla a sus mesas, trabajando mucho más cerca de ellos. Es también una forma de ponerte al nivel de quien te escucha, evitando así dar una imagen de distancia o superioridad. Habréis visto muchas veces como los grandes ponentes, en algún momento dado, bajan del estrado y se mezclan con el público. Se acercan a él.

 

2. PRACTICA EL STORYTELLING. O lo que es lo mismo, habla desde tu propia experiencia. Cuénta tu historia, habla desde tu verdad. Cuando relatas algo que te ha sucedido transmites sentimiento, pues no es algo impostado, y además generas empatía. Nos han contado cuentos desde pequeños, y de todos ellos (bueno, de la mayoría, si no nos dormíamos antes, que era la otra finalidad) extraíamos inconscientemente una lección. Es una manera estupenda de que el otro retenga el contenido. Una historia personal se fija mejor en la mente. 

 

3. ESCUCHA. Sí, es una de las mejores técnicas para captar atención. Porque no hay nada peor que un "yo-mi-me-conmigo" (este tipo de personas acaban dando mucho repelús, y te hacen desconectar a la segunda de cambio), y porque la mejor manera de llegar a los demás es detectar el feedback que te están dando ("escucha" también su lenguaje corporal), para modificar -en caso de notar aburrimiento u otra sensación- tu forma de comunicar. Hacer preguntas, interesarte por el otro, te dará información muy útil para acertar en el contenido que debes transmitir. O de qué manera hacerlo. Y porque la comunicación no existe sin el otro ("5 horas con Mario", mejor en libro o en el teatro).

 

4. SONRÍE. Vale, sé que es mi moneda de cambio para casi todo, pero es que una sonrisa auténtica atrae como un imán (mi explicación científica la encontrarás aquí ). La falta de sonrisa también dice muchas cosas. No hace falta por supuesto que lo hagas todo el rato, ni hacer bromas ni nada de eso si no se te da bien, o no te sale natural, pero si te gusta lo que estás haciendo, crees en lo que estás contando, te importa que las personas de enfrente se lleven algo con ellos de lo que tú les estás transmitiendo... Sonreirás.

Y por último, pero no por ello menos importante...


5. APRENDE DE LOS MEJORES. Porque nadie nace sabiendo, pero siempre hay otros que pasaron por el punto en que ahora estás, mi último consejo es el que trato en mi libro "Y este crack ¿te suena?": aprende de los mejores. En mi caso tuve la grandisíma suerte de conocer en persona a uno de los cracks que llevo en el libro, y que entre muchas otras cosas es también un reputado (y sé que querido) profesor: Oriol Amat. Asi que pudimos charlar en su momento sobre cómo dar una clase, y me regaló este estupendo libro que quiero compartir con vosotros, por si también os es de utilidad: "Aprender a enseñar" (Profit). 

 

Oriol explica en detalle todo lo que tiene que ver con dar una clase: desde como debe presentarse el profesor, los materiales que te hacen falta, tipos de alumnos, gestión del estrés, cómo programar tus clases... Me pareció especialmente interesante el capítulo que explica los distintos métodos pedagógicos que hay, según el programa formativo que debas llevar a cabo: Seminario, Role playing, Juego de empresa (que es el que yo utilicé en esta ocasión), Caso, Tormenta de ideas, Ejercicio, Lección magistral, Formación en el puesto de trabajo...

 

Y si necesitas aprender a hablar en público, a estructurar tus ideas, a mejorar tu lenguaje verbal o no verbal... Recuerda que para todo hay un talentsolucionador esperándote. Y disfruta de la experiencia. Pocas cosas hay tan bonitas como comunicar, y conectar.

 

Escribir comentario

Comentarios: 4
  • #1

    @martatravieso (sábado, 26 abril 2014 21:57)

    Muy de acuerdo, sobre todo con el storytelling. Personalmente me gustan los ponentes/comunicadores humanos, que te cuenten su propia "story".

    Un saludo!

  • #2

    Raquel Roca (sábado, 26 abril 2014 23:03)

    Hola Marta. Nada como una buena historia que nace de dentro. Y gracias por comentar!

  • #3

    angel delmu (viernes, 02 mayo 2014 16:38)

    Gracias por las pautas para desarrollar con provecho del grupo una charla sobre cualquier asunto o tema que tratemos de explicar y compartir.
    Yo añadiría al principio, quizás después del acercamiento a las personas, el despertar su atención sobre lo que vamos a tratar de esclarecer, o desgranar entre todos, para que se vayan adentrando luego con el storytelling, que tan buenos frutos consigue.
    ¿que os parece?

  • #4

    Raquel Roca (viernes, 02 mayo 2014 18:26)

    Hola Ángel, muy cierto lo que dices. Sin un buen contenido detrás, nada logrará captar el interés. Abrazo!