Cómo conquistar a un periodista para que hable (en su medio) de ti

09:00 de la mañana (bueno, quizá 09:15... y eso si no trabajas en un diario o programa de tele/radio nocturno, que ahí estás jodido de horario). En la mesa, un ordenador que todavía está mostrando "la manzanita" de inicio (sí, el 99% de los periodistas usamos -solo, por dios- un Mac), un boli (sí, siempre tenemos uno junto con un paquete de post-it o libreta del tipo que sea para apuntar, lo que también incluye a los redactores online, conste), un teléfono (que estratégicamente se desconecta en momentos de "alta concentración") y un café tipo Starbucks (pero ojo: NO del Starbucks, que ya nos gustaría tener uno cerca... sino un café/cartón del bar extraradial -que queda más fino- al que han quedado relegados la mayoría de los medios).


Morning news, por Francis Luis Mora


Dar el primer sorbo + abrir mail son actos casi reflejos. Y ahí, justo ahí, es cuando aparecen los problemas... para esos cientos de ilusionados emprendedores que acaban de abrir un e-commerce o negocio, y que mandan un email (genérico, ay) para que publiquemos en nuestros medios su empresa, producto o servicio.

Pues bien, la posibilidad de que ese email se salve (en los 2/3 segundos de media que dedicamos a hacer criba por cada mail) de que cliquemos en la opción "Borrar", es ínfima. Su destino es ser eliminado de la faz de nuestra realidad online sin que se nos mueva ni un pelo de la ceja. Y no porque seamos unos seres desalmados y crueles, insensibles al esfuerzo y la ilusion de los demás... No. Que más de una vez nos hemos cargado informaciones que nos venían de perlas, las cosas como son...

Es, sencillamente, que ese email nos entra junto con otros 400 (y no exagero) emails más, y a la lectura de los mismos se nos suma un montón -pero un montón- de curro, junto con los extras al ya habitual  (léase reducciones de plantilla, suplencias obligatorias no pagadas, etc. Ay 2).  Vaya, que no nos da la vida;  ya no tenemos tiempo para buscar -como sí hacíamos en el pasado- el tesoro escondido entre la ingente cantidad de información que recibimos.

 

Ahora, quien quiera que le saquemos en nuestros medios, tiene que conquistarnos. Seducirnos. Llamar nuestra atención.


Y sobre esto precisamente versará uno des mis próximos libros, que publicaré con LID Editorial (¡ilusión!). Trataré de ayudarte a que conozcas en profundidad el mundo de los medios de comunicación, que sepas a quién debes dirigirte según el producto que tengas, ayudarte a captar nuestra atención y trucos para que te hagamos caso, además de darte herramientas útiles de conquista y pautas para que elabores tú mismo un plan de comunicación (nota: queridas agencias, vosotras también tendréis cabida). Hay un libro anterior en la recámara del que ya estoy escribiendo, y que seguro también te será de utilidad; ¡en breve espero poder darte más datos!

 

Cualquier duda que te interese quede reflejada, no dudes en hacérmela llegar. Espero serte útil, para que ningún proyecto chulo vaya -nunca más- al anonimato vía papelera.

 

Un abrazo

 

Escribir comentario

Comentarios: 8
  • #1

    Pilar (sábado, 06 diciembre 2014 06:09)

    Hola, me chifla la dea de leer un libro con esas características.

  • #2

    Raquel Roca (sábado, 06 diciembre 2014 11:17)

    Hola Pilar, muchas gracias. Vuestra motivación ¡tambien es la mía!

  • #3

    José Luis Casal (@jlcasal) (sábado, 06 diciembre 2014 13:42)

    Ese libro está tardando. Estaremos atentos ;)

  • #4

    Raquel Roca (sábado, 06 diciembre 2014 19:24)

    Hola José Luis! allá vamos... :)

  • #5

    Raquel (domingo, 07 diciembre 2014 21:34)

    Querida tocaya,
    te deseo toda la suerte del mundo en este nuevo proyecto. De vez en cuando leo en algún medio un artículo dirigido a gabinetes de comunicación y RR.PP. con indicaciones acerca de cómo dirigirse eficazmente a un medio. Me alegro que pongas tu experiencia en papel y la ofrezcas a todo tipo de públicos. Emprendedores, pequeñas empresas sin dpto. de comunicación te lo agradecerán
    un saludo

  • #6

    Raquel Roca (lunes, 08 diciembre 2014 08:16)

    Hola Raquel; gracias por tus deseos. Yo siempre pondría mis asuntos laborales en manos de buenos profesionales y expertos, como las agencias de comunicación (que por cierto, tendrán su propio apartado), pero a veces toca autogestionarse. Cuando es así, ¡mejor hacerlo bien! Y ahora, más que nunca, es tiempo de ser resolutivos. Igualmente, aún delegando esta función en una agencia, ¡nunca está de más saber! Y por lo tanto, tener el control del servicio demandado. Gracias por leerme y un abrazo

  • #7

    Lorena Moncada (@lorena94m) (martes, 09 diciembre 2014 09:21)

    No puedo esperar a leer ese libro, soy estudiante de Publicidad y Relaciones Públicas y creo que podría convertirse en una primera guía muy necesaria para gente como yo. Gracias

  • #8

    Raquel Roca (sábado, 13 diciembre 2014 19:27)

    Hola Lorena, seguro que algún truco útil te llevarás... ;) Y gracias a ti.