Palabras, las justas (o el poder de las infografías)

No seré yo quien anime a nadie a restar palabras al mundo, ni a mermar su vocabulario; yo cuando puedo y me apetece, me explayo. Pero con los tiempos que corren y lo aceleramos que vamos, ha resurgido con fuerza esa vía de expresión antaño tan poco valorada: la infografía. Ha pasado, en muy pocos años, de estar relegada a los conflictos de guerra (geolocalización de andar por casa) y rellenar alguna que otra página en los diarios de color salmón, a poblar nuestras redes sociales.

 

Lo dicen los datos: aquello que lleve una infografía tiene el triple de probabilidades de que lo cliquemos, lo compartamos, retuiteemos y, lo que es más importante... ¡lo leamos!

 

A mí me gustan: me parecen unas grandes talentsolucionadoras. Además de facilitarnos la vida al ofrecernos conocimientos nuevos que asimilar de un simple vistazo, me enamora la creatividad que hay en sus diseños gráficos.

 

La infografía que os presento más abajo nos explica los motivos de porqué a nuestros cerebros nos gustan tanto (como ya lo cuenta ella, no voy a duplicar la info). Merece la pena verla. Y, para completar mi oda a esta vía de comunicación que ha resurgido de sus cenizas con las nuevas tecnologías, os dejo otras tantas infos que me han conquistado.

Que las disfrutéis.  

 

Nota: Quien necesite/le interese información más específica sobre las infografías en medios de comunicación, dejo aquí el enlace al videoreportaje "Journalism in the Age of Data" (por Geoff McGhee). Tiene ya unos años, pero la esencia sigue siendo igual de buena.


Escribir comentario

Comentarios: 2
  • #1

    Olga C. (jueves, 22 enero 2015 13:26)

    Hola Raquel totalmente de acuerdo con el poder de las infografías. Estás, muy prácticas. Gracias por tus posts, y saludos

  • #2

    Raquel Roca (viernes, 23 enero 2015 18:18)

    Gracias ti por leerme, Olga. Y por comentar. Seguimos... :)